POEMARIO DE CALVARED

Poemas inéditos de Carlos Danoz
______________________________________________________________________________________

miércoles, 17 de junio de 2009

LLEGASTE HASTA MI…

Llegaste hasta mi una madrugada
rompiendo los cristales de la lluvia,
perdidos tus suspiros.Y el silencio
yacía acribillado de tacones.

Vestías de placer y de añoranza
con ojos de crepúsculo y turquesa
llevando una corona de miel y oro
y el arca de tu alma llena en penas.

Te vi doblar la esquina de los miedos
subiendo la escalera de los tristes
segundos arropados por el agua
y hacer de un titubeo una sorpresa
llegando a la frontera de tu risa.

Me viste allí plantado en mis deseos
jugando con las horas barnizadas
de vieja soledad y de nostalgia.

Llegaste como diosa en mil destellos
de luz que amanecía de tu rostro
vendiéndome en tu aura opalescente
un mundo de piedad y de promesas.

Fui cauto y mi silencio te dio el mando.
Bebí de la ambrosía de tus labios
y ciego ante las piedras moribundas
perdí la libertad.

.......................Ya por el alba,
rendido ante el amor sin condiciones,
volé por las alturas de mis sueños.

Mis alas desprendidas de plumaje
batieron al trinar de tus deseos
y alzaron mi universo en tu universo,
rozando el manantial de las estrellas.

Allá donde el aroma pierde el nombre
perdí lo que tenía como ofrenda,
mis pasos, torpes ya, retrocedieron
muriendo lentamente entre adoquines.

Y tú, de nuevo ayer entre la lluvia
te fuiste con las brumas de la calle
tejiendo lentamente la distancia.

Un eco humedecido fue la estela
del barco que zarpó con tu mirada
y aquí, el pecho lleno de nostalgia,
me sumo a tu recuerdo doloroso.

4 comentarios:

Ulysses dijo...

muy buen poema, ligeramente irreverente y humorístico.

Saludos

Belkis dijo...

Me encanta Carlos, sobre todo "Mis alas desprendidas de plumaje
batieron al trinar de tus deseos
y alzaron mi universo en tu universo,
rozando el manantial de las estrellas". Gracias por compartir tus sentimientos. Un fuerte abrazo

DATREBIL dijo...

...Ya por el alba,
rendido ante el amor sin condiciones,
volé por las alturas de mis sueños.


Excepcional poema, Carlos. Me gusta tu manera de expresar, no pasa desapercibida.
Un placer leerte.

Gracias por dejar tu huella en mi humilde blog.
Saludos.

Tuti dijo...

Me transportaste a esas imágenes sepias de las cintas francesas con su acopio de nostalgias tan excepcionalmente puestas en la escena...te seguís llevando mi admiración...este es uno de los poemas nostálgicos más bellos que he leído.

Abrazos...muchos.

Anna Francisca