POEMARIO DE CALVARED

Poemas inéditos de Carlos Danoz
______________________________________________________________________________________

sábado, 27 de junio de 2009

HIJA DE ULISES

Hija de Ulises
Bajabas inconsciente por tu vida
hasta despeñarte por ella.
Te diste de bruces con sus rocas
y tu corazón sangrante
dejó abandonados sus latidos
en esta hora maldita del maldito tiempo.
Hija de Ulises,
Itaca no fue para ti ni para los tuyos.
Fuiste reina pero no existió tu reino.
Aunque el sol se estrellaba en tus cabellos
y el mar se rebosaba de tus ojos
la rosa de tus labios solo lucía espinas.
Así eras tú. Infame princesa de papel couché.
Paseabas tu soberbia por un bulevard de sombras
mirando solo al frente, a tus antojos,
para no ver a quienes paseábamos a tu lado,
para no ver los amores incipientes
que dejabas muertos bajo tus pies
atropellados y sucios para siempre.
Fuiste como un viento huracanado
que todo lo arrasa,
que pasa con nombre de mujer
y garras de fiera impía.
Pero el tiempo no perdona,
y, si bien fuiste famosa,
tu nombre solo figura en los anales
de la infamia y el descaro.
Quedaste esculpida en el mármol de los tiempos
como una piedra libertina,
como el ejemplo de la impudicia hecha carne
y con un pedestal de lúgubres amores prohibidos.

Y hoy has muerto sola. Sola con tu belleza ajada,
con tu nostalgia clavada con chichetas a las paredes
mirando desde tus cuencas vacías
aquellas cartas escritas de amor sincero
que dejaste abandonadas en tu desván perverso.
Si, hoy has muerto sola, hija de Ulises.
Has muerto sola porque los cantos de sirena
te embaucaron y arrastraron al abismo.

5 comentarios:

Ulysses dijo...

Me gustó el poema de esta famosa (desconocida) hija de Ulises, que sucumbe a los cantos de sirena.

Quedaste esculpida en el mármol de los tiempos
como una piedra libertina,
como el ejemplo de la impudicia hecha carne
y con un pedestal de lúgubres amores prohibidos.

Y hoy has muerto sola. Sola con tu belleza ajada,
con tu nostalgia clavada con chichetas a las paredes
mirando desde tus cuencas vacías
aquellas cartas escritas de amor sincero
que dejaste abandonadas en tu desván perverso.
Si, hoy has muerto sola, hija de Ulises.
Has muerto sola porque los cantos de sirena
te embaucaron y arrastraron al abismo.


Saludos

mardelibertad dijo...

Me gusto el poema.
me gusta el mar y ese canto de sirena que aUlises hasta a la hija de Ulises hasta el final-
Besos

Tuti dijo...

Como una Odisea que entraña y desentraña lo profundo del sentir en las relaciones humanas...así, este poema que se sumerge en la cauda para un nuevo lienzo de diversas amalgamas vertidas.

Un admiradísimo abrazo mi siempre amigo Carlos...

Poetiza dijo...

Una delicia leerte y navegar entre imagenes al leerte, besos, cuidate.

dondelohabredejado dijo...

Me ha gustado este poema, duro, triste, pero bello. En definitiva, creo que todos en ese viaje estaremos solos...
Un abrazo.