POEMARIO DE CALVARED

Poemas inéditos de Carlos Danoz
______________________________________________________________________________________

sábado, 28 de noviembre de 2009

SOLEDADES

He tirado los muebles del alma
a la calle del adiós.
Aquí espero el camión de la ausencia
cargado de sueños rotos
para que se lleve mis recuerdos.

El otoño viene temprano este año
y las hojas amarillean
en las manos anquilosadas
y alicatadas de arrugas.
Nunca el camino ha sido tan austero,
sin arboleda ni principios,
sin aguas mansas de fina lluvia,
sin la calidez de los cristales fríos
y sin la amargura dulce que tiene un sueño.
Eso sí con el lodo de cada año
en cada esquina,
en cada sentimiento…
Con los barrancos hondos
de la vena abierta
y siempre a pecho descubierto
y corazón desnudo.

He tirados los muebles del alma
a la calle del adiós
pero el camión pasó de largo
sin llevarse mis recuerdos,
dejando, eso si,
un montón de sueños rotos a la puerta
y una caja de nostalgias
envuelta en sol oscuro.

9 comentarios:

mardelibertad dijo...

Un triste poema con un encanto especial
Besos

Gizela dijo...

Bello Carlos, pero tristísimo!!!
Pero ese camión suele pasar de largo muchas veces...
Un besote y linda semana
Gizz

Rocío L'Amar dijo...

un poeta español dijo, algo así, que había que ir liviano de equipaje, para que nada extrañemos ni nada nos duela... sin embargo, eso es imposible,

buen poema, llega hasta el hueso de la desolación, me gustó, me gustó mucho, besos, Rocío

josealfonso martínez dijo...

Gracias, amigo por tu visita. Apenas ha llegado tu mensaje, por acá me cuelo y observo que gustas de palabras de colores al viento. Por acá andaremos, te linkearé en breve. Recibe mi abrazo.

Nerina Thomas dijo...

Bellas tus palabras, comode costumbre. Se desnuda el poeta y trasmite, muestra su alma en distintas vivencias. Todo suma, algo queda, estamos llenos de circunstancias, de etapas, de momentos y todos ellos nos representan.
Me conocerás, no lodudes.
Cada día falta menos para llegar a esa tierra única, siento que pertenezco a ella.
Y vuelvo, de alguna manera, no veo la hora de caminar por el mediterráneo, a su orilla ysentir el olor de la alegría.
Además estoy segura: que allí me esperan años felices!!
No me preguntes por qué, lo siento.
Buena música a migo!!
Mañana leeré tu poesía una vez más.

Felisa Moreno dijo...

Un poema precioso, aunque un poco triste, es dificil deshacerse de los recuerdos y tú lo has expresado muy bien.

Gracias por tu comentario en mi blog.

Un saludo

Poetiza dijo...

Bello pero lleno de tristeza. Mi alma se agita al recordar, te dejo un beso, cuidate Carlos.

Ana Márquez dijo...

Eso sí con el lodo de cada año
en cada esquina,
en cada sentimiento…


Unos versos con muchísima fuerza, detrás de cada letra asoma la luz su rostro de amanecida. Felicidades. Un abrazo, amigo.

Narci dijo...

Bello poema y bellas metáforas. Los dos primero versos lo dicen todo y la última estrofa recoje en su seno todas las soledades del alma.

Una delicia.
Saludos